Las ventas de Mahou San Miguel cayeron más de un 10% en los primeros ocho meses del año

Mahou San Miguel, líder en el sector cervecero, registró una caída en las ventas de hostelería del 37% en volumen de enero a agosto debido a la crisis sanitaria, el cierre de alojamientos durante casi tres meses y la reapertura paulatina del sector. Este descenso en la facturación no pudo compensarse con la mejora del canal retail (+ 10%), tanto que las ventas totales de la cervecera en los primeros ocho meses del año cayeron más de un 10%. Cerca del 45-50% de sus ventas corresponden actualmente al canal de alimentación, que ha ganado peso en sus ventas debido a la crisis sanitaria.

El fuerte descenso, combinado con «el esfuerzo realizado para proteger el empleo de sus profesionales y proteger el canal horeca», hará que el resultado neto sea negativo al final del año, aunque el consejero delegado explicó que es muy difícil conocer el impacto. «porque las decisiones se toman en tiempo real».

Con la reapertura paulatina de los establecimientos de ocio y restauración, Mahou San Miguel vivió un verano «atípico», con unas ventas alejadas de las cifras alcanzadas en los meses de verano de años anteriores. Incluso si esperaba caídas más pronunciadas, la evolución actual de la pandemia, con numerosos brotes, significa que el futuro a medio plazo está rodeado de incertidumbres. “El comportamiento del verano fue mejor de lo esperado, pues había ganas de socializar”, subraya Alberto Rodríguez-Toquero, quien reconoce que el 2021 será previsiblemente un año de transición.

En su opinión, dada la magnitud y evolución desfavorable de la pandemia, no es posible saber cuándo se podrán recuperar los datos pre-Covid. Creo que las circunstancias actuales deben llevarnos a saber cómo seremos capaces de crear la mejor versión de Mahou San Miguel. Tras un año muy complejo para el grupo, el titular del grupo sostiene que «la recuperación llevará tiempo, pero esta crisis también ofrece la oportunidad de reinventarnos para proteger nuestro negocio y responder a nuestros clientes con agilidad y flexibilidad. «

Para afrontar esta difícil situación, Mahou San Miguel estuvo muy atento a la liquidez del negocio, que estuvo protegida en todo momento gracias a la prudencia financiera del grupo y su elevado flujo de caja. «Venimos de una situación muy buena, sin deudas, por lo que no tuvimos que refinanciar», agrega Alberto Rodríguez-Toquero.

Los excelentes resultados obtenidos por Mahou San Miguel en 2019 sirvieron para proteger el empleo y apoyar al sector de la hostelería. La compañía batió el récord de facturación tras crecer un 7,8% hasta los 1.400,4 millones de euros, alcanzando un beneficio antes de impuestos de 192,2 millones de euros, un 12,8% más que en 2018; y su EBITDA aumentó un 13,5% hasta los 295,5 millones de euros.

También logró un volumen de ventas de 19,3 M Hl, un 5% más que el año anterior, de los cuales 14,5 M corresponden a cerveza (+ 2,8%) y 4,8 M (+14, 3%) con agua mineral, aromatizada y funcional. Hasta un 17% del volumen total del grupo provino de las ventas internacionales, dijo el gerente. Cerró 2019 con 3.529 empleados (un 11% más), distribuidos en sus 11 centros de producción de cerveza, en las cuatro plantas embotelladoras de agua, en la sede de la empresa y en las 16 delegaciones comerciales.

A pesar del escenario adverso para el grupo, la compañía continúa destinando recursos para lanzar nuevas categorías. En concreto, Alberto Rodríguez Toquero anunció que sus nuevas sidras llegarán al mercado este mes, lo que supone la entrada de Mahou San Miguel en la categoría de sidras bajo la marca «La Prohibida». Inicialmente, presenta dos variedades de bebida fermentada, en una botella de vidrio y una lata. Hoy, el líder en este segmento en auge es Heineken con su marca «Apple Thief». También presentará próximamente una nueva gama de bebidas alcohólicas de moda, en particular el «hard seltzer». Es una bebida baja en alcohol -5 grados- y baja en calorías -100- que proviene de su filial norteamericana Avery Brewing. Inicialmente, lanza tres variedades bajo la marca «Sparkle»: cran-raz, lima cereza y uva, todas en conserva.

El año pasado, el 6,7% de las ventas de Mahou San Miguel procedieron de la innovación, a la que destinó 31,5 millones de euros, un 19% más. En este sentido, el desarrollo de la categoría de cerveza continuó en España con nuevos lanzamientos al mercado: ‘Mahou Cinco Estrellas Session IPA’, ‘Alhambra Baltic Porter’, ‘Alhambra Especial Radler’, ‘Alhambra Barrica de Ron Granadino’, ‘MAGNA de San Miguel «,» Raw Tzatziki «y» Raw Carrot «de Nómada Brewing y el relanzamiento de» La Mezquita «.

Además, aumentó su participación en las cervecerías artesanales norteamericanas Founders Brewing y Avery Brewing, hasta un 90% y 70% respectivamente, y completó su portafolio con la firma de un acuerdo con AB InBev para la comercialización de las principales marcas en España. a partir de 2020, la incorporación de la cerveza «Premium Brutus».

En el ámbito de las inversiones, el Grupo Mahou San Miguel ha destinado 110,9 millones de euros a diversas iniciativas en sus plantas de envasado, destinadas principalmente a mejorar la competitividad. Además, utilizó 31,5 millones de euros en innovación y alrededor de 11,8 millones de euros para minimizar el impacto medioambiental. Por otro lado, el consejero delegado del grupo destacó los 76,4 M € destinados a la activación de marcas propias en hostelería y los 75 M € utilizados en la extraordinaria aportación de producto realizada para reactivar la horeca tras el estallido de la crisis. medida que se implementó en 17 países.

Mahou San Miguel, que no realizó ningún ERTE, prometió ayudar a la reactivación de la horeca, por lo que tuvo que reorientar su plan de negocio a corto y medio plazo. Cuenta con un plan global de apoyo a la hostelería que comenzó con la aportación extraordinaria de cerveza y agua a los establecimientos, que representa para ellos una facturación estimada superior a los 75 millones de euros y se completa con iniciativas encaminadas a apoyar económicamente, de forma personalizada , los hoteleros, para generar tráfico responsable a sus negocios o impulsar la digitalización del sector, entre otros.

Como parte de su apoyo a la hostelería, Mahou San Miguel se ha sumado, por primera vez en su historia, a sus cuatro marcas icónicas: ‘Mahou’, ‘San Miguel’, ‘Alhambra’ y ‘Solán de Cabras’. – en la campaña «Somos familia». Además, la compañía sigue mirando al futuro con la mirada en el largo plazo y la sostenibilidad como pilar para el desarrollo de su negocio. En este ejercicio, pondrá punto y final a su plan trienal «Somos 2020» y dará un paso más en su estrategia de integrar beneficios económicos con beneficios sociales y medioambientales, convirtiéndose en un motor de transformación a través de su aportación en tres ejes clave: promoción progreso social y económico; protección del medio ambiente con especial atención a la circularidad de los envases y materiales; y promover un estilo de vida más saludable y sostenible.

“La situación actual ha provocado una mayor sensibilidad de los consumidores hacia un concepto global de sostenibilidad. Estamos ante nuevos retos sociales y un fuerte impacto económico, más acentuado en algunos colectivos y sectores, que queremos ayudar a paliar. Tenemos valor añadido para los consumidores, clientes, distribuidores y empresas desde hace más de 130 años y, ahora más que nunca, seguiremos haciéndolo ”, afirma Alberto Rodríguez-Toquero.