Las superregionales, Mercadona y Lidl, lideran el crecimiento del sector de consumo masivo que, en 2019, fue del 2,4%

Los supermercados regionales en su conjunto (excluyendo Eroski y Consum), fueron los que registraron el mayor crecimiento el año pasado 2019, marcando un crecimiento de 0,7 puntos para alcanzar una cuota del 21% en base a la ‘Consumo Trends 2020 ‘presentado hoy, 11 de febrero, por la consultora de panel de consumidores Nielsen. El Mercadona valenciano (+0,6 puntos) y el especialista en descuentos Lidl Supermercados (+0,5 puntos) siguen sus pasos, cuyas cuotas se sitúan respectivamente en el 26,8% y el 4,5%. Aparte de estas empresas, solo Consum (+0,2 y 3,2%) y El Corte Inglés, que se mantiene en el 2,3%, obtienen tasas positivas.

Por el contrario, la empresa que registró el peor desempeño fue DIA, con un descenso de 0,7 puntos respecto a 2018 (5,9%). Por su parte, los grupos franceses Carrefour y Auchan y el vasco Eroski cayeron un 0,1% hasta el 7,1%, 3,3% y 4,8% respectivamente.

En conjunto, en base al citado estudio, los españoles gastaron un total de 89.000 millones de euros en la cesta de la compra en 2019, lo que supone un incremento del 2,4% respecto al periodo anterior, en un año caracterizado por el incremento. tanto en el número de habitantes -que superó los 47 M (+ 0,8%) – como en los precios (+ 2,7%), lo que a su vez provocó una evolución negativa de la demanda en términos de volumen, que se redujo en 0,3%.

La principal causa de este incremento en el precio del carrito fueron los productos frescos – que representan 1 cada 3 € gastados – cuyo precio aumentó un 2,7%, especialmente algunos artículos como verduras (+ 12,7%), fruta (+ 3,6%) o pescado / marisco (+ 3,3%). También crecen carne (+ 3%), pan (+ 2,2%) y huevos (+ 1,5%). Como resultado, la demanda de fresco en su conjunto disminuyó un 2,6%, registrándose descensos en todos los productos mencionados a excepción de los huevos, que registró un aumento del 1,3%.

En cuanto al packaging (que incluye comida, bebida, perfumería y droguería) “los españoles compran más y mejor”, en palabras de Nielsen. Más porque el volumen aumentó un 0,8% y, mejor, porque, a pesar de que la inflación había aumentado un 0,2%, el precio subió un 1,8%, lo que, según el consejo, significa que «hemos incorporado productos con mayor valor agregado». De hecho, solo las farmacias y la perfumería han reducido el número de clientes (-0,4%), aunque el precio ha aumentado un 0,8%. En línea con esto, las bebidas fueron las referencias más caras (+ 2,4% 9, seguidas de productos perecederos (+ 2,1%), perfumería e higiene (+ 1,3%) y alimentos envasados ​​(+ 0,3%)).

En 2019, el número de habitantes en nuestro país superó los 47 millones, alcanzando los 47,1 millones, después de haber crecido un 0,8%. Sin embargo, el informe muestra que los hogares en España son cada vez más pequeños y, a medida que la estructura familiar se reduce, están optando por más compras locales y menos «stock» en el hogar. Es decir, el ticket por escritura de compra se redujo un 0,4% pero, en cambio, las visitas a tiendas aumentaron (+ 2,2%).

Respecto a las previsiones para 2020, la directora general de Nielsen Iberia, Patricia Daimiel, ha explicado que espera «un 2020 positivo en términos de crecimiento, dado que existe una alta correlación entre la evolución del PIB y la gasto en la cesta de la compra «. En este sentido, y dado que se espera un incremento del 1,6% en este último indicador para este precio, que tiene «un efecto rebote en el consumo masivo», habrá un crecimiento «similar» que, según Daimiel , será impulsado «por factores experienciales y emocionales» que se pueden resumir «en tres ‘impulsores’ principales: ‘capullo’, proximidad y deslealtad».

Al detallar cada uno de estos vectores, «capullo» se define como «la tendencia a salir menos y hacer de nuestro hogar nuestro punto fuerte». Para Nielsen este comportamiento es «uno de los nuevos hábitos de consumo» que, además, «subyace» al hecho de que consumimos seis comidas al mes (10%), con platos que pedimos a través de una aplicación o las nuevas secciones ‘Ready to Eat’. ‘de supermercados o hipermercados.

La proximidad es también otro de los nuevos hábitos de consumo que puede generar «muchas oportunidades para productores y distribuidores», ya que el 55% de la población declara tener menos tiempo para comprar y esto se traduce en evaluar la rapidez. para darse cuenta, no tener que ir con el coche y cargar unas bolsas para tener lo que se consume en casa y así reducir el stock en la despensa. En este sentido, cabe destacar que, aunque prácticamente 3 euros de cada 4 de consumo masivo salen del supermercado, el canal más dinámico es la estación de servicio, que ha crecido un 8%. Finalmente, también vale la pena hablar de proximidad «emocional», a través de un surtido diferenciado y especialización.

Finalmente, encontramos deslealtad ya que la mitad de los españoles están dispuestos a probar nuevas marcas, mientras que solo el 8% «no puede ver más allá de su marca o tienda habitual y es 100% fiel».

Según Patricia Daimiel «es fundamental que las empresas entiendan que, a partir de ahora, es tan importante que el consumidor sepa» ¿qué haces? “¿Y cómo se hace?“ Este es el gran cambio de paradigma en el consumidor y es algo transgeneracional, no solo para los jóvenes ”.